Record de participación con 105 corredores

La Temporada ciclista 2019 quedó inaugurada en la matinal del pasado sábado 23 de febrero, con la disputa de la primera prueba puntuable para el Open Ciudad de Melilla de Bike Maratón, prueba puntuable para el X Gran Premio SEUR/Trofeo Federación, que tuvo como escenario un espectacular circuito ubicado entre la explanada de los Pinares de Rostrogordo y el barranco del Quemadero.

Bajo unas condiciones meteorológicas favorables para la práctica del ciclismo, un total de 105 corredores de diferentes categorías se dieron cita en la explanada de Rostrogordo, lugar que la Federación Melillense de Ciclismo había escogido como punto de Salida y Meta a este primer evento de la temporada del BTT local, para disputar los primeros kilómetros de competición ciclista de la temporada 2019. Primera prueba que, atendiendo a las demandas de numerosos aficionados, se configuró para favorecer la máxima participación posible. Es por ello que los responsables de la FMLC diseñaron un circuito muy propicio para corredores con cualquier nivel de desempeño técnico, pues en el mismo apenas existían zonas de elevada dificultad técnica, por lo que se favoreció la participación de ciclistas noveles. De ahí que se haya registrado un nuevo récord de participación.

Entre los participantes, no faltó ninguno de los corredores favoritos para esta nueva temporada, por lo que surgía una importante expectación por saber cómo andan las fuerzas, en estos primeros compases de la temporada, y sobre todo, por saber quién se va perfilando con mejores opciones para conseguir el triunfo en la VII edición de la Carrera Africana, cuya celebración está a la vuelta de la esquina, y la cual sigue despertando gran interés entre los corredores locales, que se encuentran preparando esta importante cita de la temporada.

Así pues, a las 10:30h., se daba la salida, en una primera manga, a los corredores pertenecientes a las categorías Promesas y Alevines, que participaron en una carrera en línea, en una zona acotada próxima a línea de meta.

En la categoría de Promesas se pudo disfrutar de una carrera vibrante a la vez que bella, puesto que los más pequeños demostraron grandes habilidades y capacidades para completar el recorrido marcado, el cual no resultaba del todo fácil dadas las condiciones inestables del terreno. En ésta categoría el ganador fue el debutante Farid Compan Amar, que consiguió superar a Darío Martínez en la misma línea de meta.

Por su parte, en la categoría Alevín la carrera fue todavía más igualada, con la pugna mantenida entre Luis castro y Máximo Sevilla, durante las 6 vueltas que tuvieron que completar los corredores en esta categoría. Al final, Luis Castro (Don Bici Melilla) conseguía imponerse al sprint, al debutante Máximo Sevilla, quien lo hizo francamente bien para ser su primera carrera.

Finalizada la prueba de los más pequeños, se procedió, inmediatamente, a dar la salida a los corredores que participaron en la segunda manga, que aglutinaban las categorías desde Alevines hasta Máster 60, componiendo dicha parrilla de salida un total de 88 corredores. Todos ellos debían completar un total de 6 vueltas al circuito de 6 kilómetros, acumulando una distancia total de 36 kilómetros, salvo los alevines e infantiles que dieron 1 vuelta, cadetes féminas 2 vueltas (12 kilómetros), cadetes masculino 3 vueltas (18 kilómetros) así como Junior y Féminas Élites (5 vueltas: 30 km).

A destacar la alta presencia de corredores pertenecientes al mundo del triatlón, sobre todo chicos y chicas con edades comprendidas entre los 13 y 16 años, que aprovecharon la prueba de BTT para mejorar su preparación en este segmento. Entre los triatletas, un nutrido grupo de deportistas pertenecientes al Club Atlético Melilla, cuya presencia en la prueba inaugural de los Campeonatos Autonómicos de Ciclismo en BTT fue notable.

Con respecto al desarrollo de la prueba en sí, quizás lo más espectacular fue el momento de la salida. El hecho de ver a un total de 88 corredores y corredoras tomar la salida al mismo tiempo, y ver como desde el mismo momento de la salida se produjo la lucha sin cuartel por copar los primeros puestos del nutrido pelotón, que no tardaría mucho en fragmentarse, a tenor del ritmo endiablado que pusieron los hombres de cabeza.

En estos primeros compases de la prueba se formaron los diferentes grupos de corredores, cada uno de ellos con objetivos bien distintos. En cabeza, se formó un grupo de 11 corredores donde viajaban todos los corredores con mayor nivel de condición física y, por tanto, con mejores aspiraciones para la lucha por la victoria. Entre dichos corredores destacaban los corredores del Ciclotur Melilla Abdulilah Mohamed, Ayoub Zizaoui, Alejandro Atencia, David Sánchez Rosa y Joaquín García Nieto, quien reaparecía en la escena de la competición autonómica, después de un año centrado en pruebas de ámbito nacional. Así mismo, en dicho grupo cabecero viajaban otros corredores importantes tales como Alejandro Diez y Abdelhakim El Founty (Gravity Bikes Melilla), Paquillo Sánchez (Don Bici), Juan Barrios, así como los corredores del Club Ciudad Autónoma de Melilla de Ciclismo, Cristian González y Luis Miguel Ruíz Narváez, todo un referente del deporte melillense, que no solo hace grandes cosas en el triatlón.

Por tanto, un grupo formado por corredores de altísimo potencial, donde todos eran lobos y ninguno corderito.

Por detrás de este pelotón de cabeza también se formaron otros grupos de menor número de integrantes, pero no de menor calidad o nivel de forma, puesto que corredores con talento y reputación más que reconocida tales como Filiberto Ontiveros, Joaquín Ledo, Salva Cano, José Francisco Soler o Javi Iglesias, entre otros, se aferraban a esos grupos y protagonizaban lances de carrera orientados a mejorar posiciones y a conseguir una mejor clasificación y la suma del mayor número de puntos posible.

Una vez formados todos los grupos, apenas se produjeron cambios importantes durante el transcurso de la prueba. A destacar la pequeña caída sufrida por el “Súper” (Alejandro Díez), que le llevó a perder contacto con el grupo cabecero y, por lo tanto, a pegarse una auténtica paliza al rodar en solitario durante 5 de las 6 vueltas que configuraba la prueba.

La carrera se desarrolló muy limpiamente. Apenas se produjeron accidentes de importancia. A destacar la caída del corredor Sub 23, Juan Luis Morales Resina, que le obligó a abandonar la carrera, pero afortunadamente por problemas de “chapa y pintura”. Lo que si hubo fue un gran número de abandono por averías mecánicas, sobre todo por pinchazos, debido a la presencia de escombros, vertidos y cristales en muchas zonas del recorrido.

En torno a la cuarta vuelta, la “armonía” que predominaba en el pelotón de cabeza tocaba su fin, y cada uno de los 10 corredores empezaba a mostrar sus cartas. De esta manera, diversos ataques en el seno del grupo cabecero provocaron la fragmentación del mismo en pequeñas unidades, que encararían los últimos kilómetros de carrera con gran esfuerzo y garra. Así pues, en los últimos 6 kilómetros ya se habían descartado varios nombres, al mismo tiempo que se constataba que el corredor a batir sería el corredor del Ciclotur Melilla, Joaquín García Nieto, que en esto de conseguir grandes retos está más que curtido.

Finalmente, los pronósticos se cumplieron, y el corredor favorito se llevaba la victoria. Un potente sprint lejano permitió a García Nieto reencontrarse con la victoria año y medio después de su última aparición en el Autonómico de BTT. Con la victoria del sábado, García Nieto suma los primeros 25 puntos de la temporada, una temporada 2019 que se antoja abierta y apasionante, y en la que destaca la ausencia de los dos corredores que han dominado el panorama ciclista melillense de 2018, Santiago Montoya y Oualid Azdad.

La Federación Melillense de Ciclismo desea expresar su agradecimiento a la Comandancia General de Melilla por la Autorización para el uso de los terrenos en los que se ha celebrado la prueba, a la Delegación del Gobierno, Consejería de Seguridad Ciudadana, Jefatura de Policía Local, Consejería de Educación, Juventud y Deporte y a las firmas comerciales SEUR, Decathlon, Muscle Sport Nutrition, Ferretería el Candado, Aluminios Lomeña y Siette Camise, por el apoyo mostrado con el mundo del ciclismo.