Santiago Montoya también consigue la victoria en la primera prueba de Ciclismo en Carretera

En la matinal de hoy sábado se ha disputado la segunda prueba del Open Ciudad de Melilla de ciclismo en carretera, prueba puntuable para el Campeonato Autonómico de Ciclismo de dicha especialidad, así como para el VII Trofeo Federación-Gran Premio SEUR 2016.

Para esta segunda prueba de la temporada, la Federación Melillense de Ciclismo escogió como escenario el circuito de 3 kilómetros ubicado en la Circunvalación, en el tramo comprendido entre los puestos fronterizos de Beni Enzar y el Barrio Chino (3 Km). Un circuito de gran dureza donde los corredores melillenses han tenido que esforzarse al máximo para completar todas y cada una de las 20 vueltas (60 kilómetros) que constaba la carrera, salvando un desnivel acumulado de, nada más y nada menos, 1.200 metros.

Afortunadamente, la prueba se desarrolló con unas condiciones meteorológicas más que propicias para la práctica del ciclismo, con una temperatura agradable y una ligera brisa que no supondría obstáculo alguno para los corredores que tomaron parte en la misma.

La carrera se iniciaba pasadas las 10:00h am, momento en el cual se procedía a la apertura de recogida de dorsales. De los 54 corredores que habían formalizado la inscripción, 47 recogieron su dorsal, confirmando de este modo la buena salud de la que goza el deporte del ciclismo en nuestra ciudad, que de esta manera consigue prácticamente doblar el número de corredores respecto a temporadas anteriores. Y eso a pesar de que un buen número de ciclistas melillenses se han desplazado a tierras malagueñas para tomar parte en la Marcha Cicloturista de Alfarnate.

Cerrado el plazo de recogida de dorsales, en torno a las 10:35h, se daba la salida oficial a la carrera de los más pequeños, los corredores/as pertenecientes a las categorías de principiantes y alevines, quienes debían completar dos vueltas a un circuito ubicado en la misma zona de meta.

En esta primera manga, Luis Castro Jurado volvió a demostrar su gran habilidad y fortaleza, imponiéndose con absoluta claridad respecto a sus compañerosas, que por otro lado ofrecieron una bonita carrera, con el ánimo de todos los presentes.

Finalizada la prueba de los más pequeños, se procedió, inmediatamente, a dar la salida a los corredores que participaron en la segunda manga, que aglutinaban las categorías desde Infantiles hasta Máster 50, pero con diferente número de vueltas a este duro recorrido.

En la parrilla de salida muchos de los corredores más importantes de la ciudad, entre ellos el actual líder de la clasificación general del Trofeo Federación-GP Seur, Santiago Montoya, junto con su compañero de equipo Alejandro Diez. Ambos corredores fueron los últimos dominadores de la Carrera Africana de la Legión, y que venían a la prueba de hoy sábado, para hacer un primer test en la especialidad de carretera.

Como ausencia significativa, la del corredor Master del Club Ciclotur Melilla y vencedor del Trofeo Federación 2015, Joaquín García Nieto, que no pudo tomar la salida al estar convaleciente aún de la intervención quirúrgica a la que fue sometido hace unos días. Sin lugar a dudas, hubiera sido muy interesante la lucha entre estos tres corredores que son referentes en el ciclismo de nuestra ciudad.

Así pues, en torno a las 10:45h, se procedía a dar la salida oficial a esta segunda prueba de la temporada de carretera, que en realidad era la primera, debido a la suspensión de la prueba del 28 de febrero por mal tiempo. Por delante, los corredores tenían un total de 20 vueltas al circuito de 3 kilómetros, con la correspondiente 20 subidas a la rampa del 11% que da acceso a la zona de Barrio Chino. Constituyendo dicho lugar, el tramo más duro del circuito y el más propicio para efectuar ataques.

Desde el mismo momento de la salida, los corredores imprimieron un fuerte ritmo que provocó que el pelotón se estirara de forma significativa, así como la pérdida de contacto de varias unidades de dicho pelotón. Al paso por contrameta parecía que el corredor del Gravity Bikes, Santi Montoya, quería poner tierra de por medio, y procuraba distanciarse del resto de rivales. Tal fue su ritmo, impuesto en estos primeros kilómetros de carrera, que tan solo su compañero de equipo, pero también histórico rival, Alejandro Diez, era el único que lo podía seguir, con mucho esfuerzo.

Por detrás se formaba un pelotón principal con 15 corredores, entre los que marchaban corredores del Ciclotur, Gravity, Don Bici y del CAMC-Autoescuela Vial, que lucharían para evitar perder demasiado tiempo respecto a los dos corredores de cabeza.

Sin embargo, los dos escapados se mostraban intratables y conseguían mantener un fuerte ritmo que les permitía aumentar su ventaja respecto a los de atrás. Kilómetro tras kilómetro las distancias eran cada vez mayores y, sobretodo, era de admirar la manera en que Montoya y Diez ascendían la rampa del 11%. Con el plato grande y desarrollando una gran potencia. Hubiera sido interesante conocer los watios que ambos corredores desarrollaban en dicho tramo, puesto que a pesar de que la carretera picaba bien hacia arriba, la velocidad apenas decrecía.

Por detrás, el pelotón principal quedaba fracturado en dos grupos. En el primero de ellos viajaban los corredores del Gravity, Francisco Briceño, Fernando Sánchez Molina e Ilias Tahiri, éste último se vio obligado a abandonar la prueba debido a una avería mecánica en la transmisión de su bicicleta. También en dicho grupo se encontraban los corredores de Ciclotur, Moi Sevilla y Ferdi Retschlag, por parte del Don Bici, Pedro Rosa y Antonio Castro, y por último, el corredor Élite del Autoescuela Vial-Muscle Sport, Adrián Soler.

Todos estos corredores fueron capaces de mantenerse en la disciplina del grupo a pesar de los intentos de fuga de algunos de ellos. Destacar el papel activo desempeñado por Francisco Briceño, quien cogió las riendas de dicho grupo para intentar reducir la desventaja respecto a la cabeza de carrera.

Una cabeza de carrera que en torno al kilómetro 40 de carrera ya conseguía doblar al resto de competidores, por lo que quedaba confirmado que la victoria sería una cosa de dos, Diez y Montoya.

De este modo, se llegaba a los últimos kilómetros de la prueba. En el paso por meta, a toque de campana, los dos corredores escapados se mantenían juntos. Sin embargo, en la última ascensión a la rampa del 11%, Santi Montoya lanzaba un contundente ataque al que no pudo dar respuesta su compañero de equipo, Alex Diez. Gracias a dicho ataque, Montoya consiguió una ventaja de 10 segundos, que le fue suficiente para imponerse con claridad en este I Open Ciudad de Melilla de Carretera, consiguiendo de esta manera un pleno de 4 pruebas disputadas en 2016, con 4 victorias.

Por su parte, Diez Alonso firmaba una más que merecida y digna segunda plaza, a tan solo 14 segundos del primero, demostrando de esta manera, el hecho de haberse recuperado el bache en el rendimiento deportivo sufrido en los últimos 2 años. La tercera plaza fue a parar al corredor Élite del Ciclotur Melilla, Ferdinan Retschlag, que conseguía imponerse en un ajustado sprint, al resto de integrantes de dicho pelotón principal.

Al término de la Carrera, se llevó a cabo el acto de entrega de trofeos y medallas para todos los corredores que se habían clasificado en los tres primeros puestos de cada categoría. En dicho acto estuvo presente el Consejero de Educación, Juventud y Deportes, D. Antonio Miranda, que hizo un hueco en la apretada agenda deportiva del fin de semana, para acompañar a la familia ciclista melillense en esta interesantísima prueba.

La próxima cita con el ciclismo local será el próximo domingo 22 de mayo con la disputa de la II prueba del Open Ciudad de Melilla de Ciclismo en carretera. Dicha prueba será de gran importancia y de mayor dureza puesto que se desarrollará en el circuito comprendido entre Frajana y Mariguari, donde se incluyen 4 ascensiones a los Pinares de Rostrogordo por las rampas del 16% de la Carretera de Circunvalación. Por tanto, una prueba durísima y espectacular, que no deberán perderse los aficionados a este agonístico deporte.

La Federación Melillense de Ciclismo desea expresar su agradecimiento a la Delegación del Gobierno así como a la Consejería de Seguridad Ciudadana, la Autorización y el despliegue de seguridad para el evento, así como a la Consejería de Educación, Juventud y Deporte por su colaboración con la promoción de este deporte, y por último, a la empresa SEUR por el apoyo que año tras año, brinda al deporte del ciclismo.