Victoria para Joaquín Camacho

El pasado domingo 4 de marzo se disputó la primera prueba del Campeonato Autonómico de Ciclismo en la especialidad de Carretera, sobre un circuito de 3 kilómetros ubicado en el tramo de la carretera de Circunvalación ML-300, entre los puestos de Farkhana y Mariguari.

Primera prueba del Autonómico de Carretera, valedera para el X Trofeo Federación-Gran Premio SEUR, que contó con una alta participación, y en la que estuvieron presentes todos los corredores que, a priori, poseen opciones de victoria en cada una de las categorías en las que se disputan estos Campeonatos, así como de todos aquellos que coparon los primeros lugares de la general en la primera prueba del Autonómico de BTT celebrada el pasado sábado 17 de febrero de 2018, donde resultó vencedor el corredor Élite del Club Ciclotur Melilla, Oualid Azdad.

Para esta segunda cita de la temporada oficial de carreras 2018, la Federación Melillense de Ciclismo había vuelto a recurrir al circuito de tres kilómetros ubicado en el tramo de Frakhana a Mariguari de la carretera de circunvalación el cual, viene siendo utilizado para albergar la prueba inaugural de la Temporada de Carretera durante los últimos años.

Un circuito de tres kilómetros, de perfil más bien llano, propicio para corredores rodadores, así como para especialistas en llegadas en gran grupo. Un circuito donde, por otro lado, las condiciones meteorológicas se hacen notar con intensidad, tal y como ocurrió el pasado domingo, donde el viento de poniente y la lluvia, se convirtieron en protagonistas, aportando mayor dureza a los kilómetros de los que constaba la prueba.

Así pues, a las 10:30h., una vez finalizado el plazo de recogida de dorsales se daba la salida, en una primera manga, a los corredores pertenecientes a las categorías Promesas y Principiantes, que participaron en una carrera en línea, en una zona acotada próxima a línea de meta. En esta prueba resultó vencedor Darío Martínez Flores que aventajó en tan solo unos segundos a Rubén García Domínguez.

Finalizada la prueba de los más pequeños, se procedió, inmediatamente, a dar la salida a los corredores que participaron en la segunda manga, que aglutinaban las categorías desde Alevines hasta Máster 60, componiendo dicha parrilla de salida un total de 45 corredores. Todos ellos debían completar un total de 20 vueltas al circuito de 3 kilómetros, acumulando una distancia total de 60 kilómetros, salvo los alevines e infantiles que dieron 3 y 6 vueltas respectivamente, así como los cadetes y féminas, que debían completar 14 vueltas (40 kilómetros).

Durante toda la carrera se produjeron innumerables intentos de fuga por parte de corredores que están demostrando poseer un magnífico estado de forma, además de reivindicarse como posibles vencedores del trofeo Federación, estableciendo muchas dudas respecto a la idea de que la general del Trofeo Federación fuese como la pasada temporada, cosa de dos corredores, de Santi Montoya (Gravity Bikes) y de Oualid Azdad (Ciclotur Melilla).

Nada más lejos de la realidad, fueron los corredores del Club Ciudad Autónoma de Melilla, Luismi Narváez y Edu Calderay, auténticos dominadores del triatlón local, quienes se dedicaron a echar abajo todas y cada una de las intentonas de fuga. Mientras, el resto de rivales se mantenían agazapados y protegidos en zonas de mayor confortabilidad del gran grupo, a la espera de los kilómetros finales.

También estos dos cracks intentaron fugarse, sin embargo, los hombres de Ciclotur, Don Bici y Gravity Bikes echaron abajo la fuga. Tan solo el corredor Master 40 del Ciclotur Melilla, Salva Cano, fue el único que logró rodar en solitario durante varios kilómetros. Pero el trabajo de los hombres que comandaban el pelotón provocó la neutralización del fugado.

De esta manera transcurrían los kilómetros, con un grupo compacto que rodaba a una velocidad bastante alta, a pesar de la lluvia y del aire que se dejaba notar. Todo hacía presagiar que el desenlace de la carrera llegaría a través de la disputa de un sprint. Y con uno de los grandes favoritos, Santi Montoya, apeado en la lucha por la victoria debido a una avería en su bicicleta, los pronósticos apuntaban a corredores más que consagrados, tales como Oualid Azdad (Ciclotur Melilla), vencedor de la I prueba de BTT, Alejandro Diez (Gravity Bikes) que durante tantos año ha dominado el ciclismo melillense, o Abdulilah Mohamed (Ciclotur Melilla), corredor de envergadura que ha demostrado en más de una ocasión tener cartas suficientes para apuntarse más de una victoria.

Y tal y como estaba previsto, fue al sprint como se decidió la primera prueba del autonómico de ciclismo en carretera. Sin embargo, no estaba previsto que fuera el corredor master 30 del Club Don Bici Melilla, Joaquín Germán Camacho Almazán, quien se impusiera claramente en línea de Meta, después de haber lanzado un potente sprint que le sirvió para batir a todos y cada uno de los grandes rivales que se dieron cita el domingo. A todos ellos había que agradecerles el esfuerzo y el espectáculo demostrado, puesto que los aficionados que se acercaron al lugar de la carrera pudieron disfrutar de una bellísima carrera, y a Joaquín Camacho por presentar sus credenciales de ser un ciclista muy potente con capacidades más que demostradas para estar entre los mejores y disputar el título a Santi y Oualid.

Al término de la Carrera, se llevó a cabo la entrega de medallas y cheques regalo en material deportivo en la Federación Melillense de Ciclismo.

La Federación Melillense de Ciclismo desea expresar su agradecimiento a la Consejería de Seguridad Ciudadana-Jefatura de la Policia Local, a la Delegación del Gobierno de Melilla, Comandancia de la Guardia Civil y a la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, el apoyo y colaboración para la celebración de esta prueba ciclista. Así mismo, desea expresar su gratitud a las firmas comerciales SEUR, Muscle Sport Nutrition, Ferretería el Candado, Aluminios Lomeña y  Siette Camise, por el apoyo mostrado con el mundo del ciclismo.